=inserte desgracia aquí=

Estoy muerto. Bien, quizá no lo estoy, sino que simplemente prefiero pensar que lo estoy. 

Verán, estoy deprimido. 

De nuevo. Pensé que mi etapa depresiva estaba superada pues hace ya varios años que no me pasaba. Pero qué buen chiste el que me pensé contar a mí mismo. 

Hace ya casi un mes, o menos, que dejé mi trabajo. Mis jefes ya me tenían bastante harto, y después de un año y de que me usaran como un repuesto para todo y contra todo sin que viera yo algún bono, favor o lo que fuera, pues les dije adiós. 

A la chingada, como decimos aquí en México, y me fui. 

Un par de semanas después, Castiel, quien había estado viviendo con nosotros desde hacía un par de meses, enfermó. Lo llevé al veterinario. Mi perro está muerto, sólo estuvo unos pocos días, con sus ojos tristes yendo de un lado a otro de la casa, buscándome para que le abrazara. Nos sentábamos en el piso y se quedaba dormido mientras le acariciaba las orejas y hablaba con él. El veterinario le había dado unas inyecciones y unas pastillas y dicho que estaría bien en una semana. No fue cierto, regresamos un martes en la tarde y me pidió que lo dejara con él porque estaba muy débil y le iba a poner un suero. Yo no me quería ir y me sentía un inútil ahí parado al lado de la mesa de lámina mientras Cas sólo me veía sin saber qué iba a pasar. Me fui. Me llamaron en la mañana y no me lo pudieron dar hasta en la tarde; mi papá hizo un gran hoyo en el patio y me dijo que lo metiera ahí. Sembró un tulipán de la india encima. 

Ahora sólo somos Pancho y yo. Pancho es un gato. Un gato que anda por todos lados y ésta semana, más o menos hace tres días se lastimó una manita por subirse al tamarindo de la casa de al lado. Me dio un susto. Me llenó de todo el miedo que no alcancé a sentir con Cas. Pensé ‘¿Qué pasa si es algo más? ¿Qué pasa si queda cojo?’, mi parte racional dijo que no era así porque movía la pata, aunque no la apoyaba del todo, pero yo siempre he sido así, siempre he tenido miedo muy dentro. Tan dentro que la gente nunca lo ve. 

Quizá lo que le pasó a Cas sólo hizo que te dieras cuenta‘ pensé ésta mañana mientras me bebía una taza fe café; saben, tengo veintidós años y veo mi vida como un fracaso. 

Entro a mis redes sociales, cualquier red, y veo status de mis ex-compañeros de clases con cosas como ‘una nueva meta se avecina’, ‘estoy feliz por ésta nueva etapa de mi vida’ y yo, yo nada, sigo aquí. Después de dejar un empleo que no me dejó mucho más que figuritas y muchos libros. 

Me estoy dando cuenta también que mis amigos ya no se sienten así. Yo siempre he visto eso. Por un tempo me llevo de maravilla con muchas personas y después ellos se dan cuenta de cómo soy en realidad y se alejan poco a poco. Me doy cuenta. Y no digo nada, los dejo ir. Ya he pasado muchas veces por la misma etapa y puedo decir que ha dejado realmente de importarme y al final, como suele suceder, siempre llegan nuevas personas y yo vuelvo a ser amable con todos. 

Hola, soy Mawar Hitam no, no tengo amigos realmente. Pero puedo contar muchas personas que me han dejado apenas ven mis ataques de depresión, pánico o ansiedad. ” 

Porque eso también es cierto, tengo ansiedad y aunque no lo parezca, siempre he podido saber cuándo tendré una etapa o algo parecido.

¿Qué hago entonces? Trato de parecer normal, mando mensajes a mis amigos en turno, trato de platicar con ellos, me digo ‘no otra vez‘ y, verdaderamente trato de que no sea ‘otra vez‘. Dudo que alguna vez haya realmente funcionado. Pero trato. 

Otra cosa que ha regresado son mis pensamientos sobre el suicidio y las diversas formas de muerte autoinfligida, siempre me han llamado la atención esos temas y me doy cuenta que cuando tengo mucho espacio libre en mi agenda me da por pensar en eso. 

Es algo de lo más normal pero tarde o temprano acaba por incomodar a las personas. Y sobre todo a mi propia familia que me vigila como si de repente me fuera yo a dar un tiro. 

Verán, no me importa quedarme solo. Pero me molesta un poco que la gente salga de mi vida como si nada. Es más, creo que si me dijeran claramente ‘ya no quiero ser amigo tuyo‘ todo sería de lo más normal. Necesito que me digan eso, no que me demuestren su desapego con ‘jijijis o jajajas’ cuando les mando un mensaje preguntándoles cómo están. 

Pero en fin. 

Siento en este momento la imperiosa necesidad de decir todo esto porque actualmente no sé qué hacer. Anteriormente tenía varias cosas que tarde o temprano me sacaban este tipo de pensamientos y rellenaban el vacío con cualquier otra actividad o preocupación. Actualmente no. Actualmente no hago nada salvo despertar tarde y quedarme la mayor parte del día en mi cama hasta que se hace de noche y debo volver a dormir. Pensé regresar a la universidad. Saben ustedes que la dejé unas semanas después de iniciar mi segunda carrera. Pero no sé aún si puedo hacerlo o si hay tiempo todavía. No sé cómo llegar ahí y decir ‘me arrepiento, déjenme entrar de nuevo’. Si lo hago seré dos años mayor a ésta generación que empieza. Siento que mi tiempo ya pasó. Que tuve un momento para ser pero no fui. 

No sé si alguien comprenderá lo que digo. 

A veces me siento un extraño en mi propia vida. Como si lo que hago fuera completamente diferente a lo que se supone que debo hacer aunque yo mismo no sepa qué es eso que debo o se supone que haga. 

Es tiempo de cerrar esto. 

No sé qué hacer o si la belladona siga funcionando y tampoco sé si habrá alguna otra entrada en este blog que empezó con la idea de ser diario y se trocó en otra parte aburrida y ordinaria de mi vida. 

Yo sé que quizá nadie me lee o que si lo hacen pues muy poco resuena, seré, lo más probable, un anónimo más en todo el ancho mar de datos que es internet. Una persona sin rostro, con un perro muerto en el patio y una crisis más fuerte, quizá, que todas las anteriores. Con la, tal vez no tan firme, decisión de abandonar todo y a todos de una vez. 

Un saludo. 

Larga vida. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s