El último día del verano…

¡Otra vez estoy aquí!
¡Otra vez estoy aquí!

The last day of Summer es una muy buena canción de la banda The Cure, para los viejos y no tan viejos [hey, hey, hey que apenas tengo veintiuno, respeten] una buena banda que tiene dentro la esencia de Bauhaus pero con un toque que gradualmente se puso un pelín más alegre.

Pero The Cure no me importa en este momento, lo que me importa es THE LAST DAY OF SUMMER, porque si alguno se habrá dado cuenta: no estoy ni remotamente hablando de la canción.

¿Nadie se dio cuenta? Bien, entonces a explicar.

Hace un par de semanas vi una invitación en FB para un grupo de escritores amateur. El anuncio decía algo así como “Queremos formar un grupo y ver qué puede pasar”, y me interesó.

Verán, amo escribir pero soy un amateur de primera línea, aún sigo aprendiendo [y preguntándome si habrá algún truco infalible para ‘saber’ todo lo que un escritor deba saber], pero el punto es que me dije ‘Why not?’ y me apunté a la lista.

El grupo en cuestión consta de seis personas, seis pelos unidos que quieren hacerse famosos en WattPad bajo el nombre de GROUP LOLLIPOPS. El punto del barullo es que los integrantes van a empezar una historia individual al mismo tiempo que, juntos como hermanos [¡Ja!] se estarán matando neuronas con una historia grupal  [que hasta el momento, tristemente no tiene mucho sentido].

No tenía ni idea sobre qué escribir. Como he dicho: las musas me odian, o a menos ni eso.

Así que me acordé de mi musa terrenal preferida, aunque ahora creo que es muso, Poppy Z. Brite, ella [él] en sus libros mete esos viajes psicodélicos gratuitos que te puedes coger con sólo ir a buscar en Youtube tal o cual canción que le guste a tal o cual personaje, así que dije ”Vamos a regresar a Bauhaus” y lo hice, me fui a cortar las venas con Crowds.

Habiéndome ya metido un par de discos de Bauhaus decidí ir tras los huesos de Siouxsie and The Banshees y fue The Last Beat of my Heart lo que me hizo pensar en The Cure y The Last Day of Summer, así que ahí voy como buen contribuyente que soy, a dejar mis megas al buscador de Youtube.

El vídeo que encontré me dio lo que necesitaba: inspiración. Y es que, vamos, está muy bueno. Así fue que parí, mentalmente por supuesto, a Taylor Down [que curiosa o convenientemente será hija de Terrence Down, un  detective de la ciudad de Nueva York que está inscrito en otra tórrida historia de persecusiones y malas palabras].

En fin, así fue que inició esta amarga travesía de The Last Day of Summer. Que espero tenga buena acogida, como todo padre espera que a su nena no se la golpeen en su primer día de clases. Porque siendo sinceros, si yo fuera un padre lo más seguro es que mis hijos fueran una extraña mezcla de Dean Winchester y Sherlock Holmes [Y no quiero leer comentarios al respecto de esto].

tumblr_mz3lziGnME1rrecxqo1_500
¿Ven lo preciosos que serían mis niños?

b733e10e6cf3b5ccb7d8a321ca3ff2b81ccbfccd_hq

Postdata: Si alguno lee TLDoS, hágame el favor y déjeme un comentario, que como las almas, son valiosos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s